Aplicaciones milagro y falsos optimizadores para tu smartphone

Imagen de acompañamiento

Aplicaciones que prometen funcionalidades milagrosas y optimizadores para nuestro móvil son bastante sencillas de encontrar, pero, ¿realmente hacen algo o simplemente engañan a los usuarios con funcionalidades imposibles y que además empeoran el funcionamiento del dispositivo?

Cuando navegamos por Internet a través de nuestro móvil, es bastante frecuente encontrarnos con ventanas que nos informan de situaciones como que nuestro dispositivo no está funcionando de manera óptima, que está infectado por malware, que tiene problemas en la batería o cualquier otro mensaje alarmante cuyo objetivo es confundir al usuario. A este tipo software malicioso se le denomina scareware. Afortunadamente, en la mayoría de las ocasiones hacemos caso omiso a estas ventanas y las cerramos directamente, pero cuando se dan las circunstancias adecuadas, pueden llegar a conseguir su objetivo y que caigamos en el engaño.

¿Cuándo aparecen este tipo de mensajes?

Este tipo de mensajes engañosos pueden mostrarse en banners/destacados de páginas de temática muy variada, facilitando un botón o enlace para acceder a la zona que facilitará más información, aunque algunas veces es indiferente el lugar que seleccionemos, ya que toda el área de la imagen está preparada para que al hacer tap, aparezca la nueva ventana emergente.

Scareware para Android e iOS

No se trata de un engaño nuevo, ya que los usuarios de los ordenadores se han visto afectados por estas prácticas durante años, pero con el auge de los dispositivos móviles el scareware ha evolucionado y sus mensajes alarmantes se han ido adaptando. Por lo tanto, mensajes del tipo “Aumente la vida de su batería 8 horas con esta aplicación”, “La seguridad de su teléfono está en serio peligro” o “¡Peligro! Su teléfono está ralentizado” son solo algunos ejemplos que usan los ciberdelincuentes para confundir a sus víctimas.

Junto a este tipo de mensajes se utilizan técnicas de ingeniería social como un contador de tiempo, mostrar la marca y modelo del dispositivo que estamos utilizando o hacer que vibre el smartphone. Todo esto, unido a que algunas veces nuestro dispositivo móvil no funciona con la misma fluidez que cuando lo compramos, podría llevarnos a equívocos.

¿Cuál es el objetivo del scareware?

Una vez la víctima ha caído en el engaño y selecciona algún enlace o botón, generalmente se abrirá la tienda de aplicaciones de su dispositivo con una app que promete solucionar todos los problemas de seguridad, rendimiento o ambos a la vez.

Este tipo de aplicación milagrosa que dice conseguir que el dispositivo funcione incluso mejor que cuando era nuevo, generalmente es de pago, con lo que sus desarrolladores ya habrán obtenido rédito económico. Pero este beneficio no se queda ahí, sino que la aplicación además puede:

  1. Generar mayores ganancias económicas con publicidad. Este tipo de aplicaciones generalmente están repletas de publicidad muy agresiva que ocupará la pantalla del dispositivo al completo, creando muchas dificultades a la hora de cerrarla.
  2. Recolectar información personal del usuario en función de los permisos solicitados por la aplicación, que suelen ser excesivos. Esta información posteriormente la podrán utilizar en su propio beneficio o venderla.
  3. Solicitar la instalación de aplicaciones alternativas, que lo más probable es que también sean de pago, para completar los servicios prometidos por la app milagrosa.
  4. Solicitar el número de teléfono para suscribirte a servicios de tarificación especial (SMS Premium).
  5. Instalar malware en el dispositivo capaz de realizar tareas como descargar e instalar aplicaciones de forma transparente para el usuario (sin su conocimiento).

¿Qué hacer si he instalado una de estas apps?

En caso de haber instalado uno de estos falsos optimizadores debemos seguir una serie de pasos con los que volver a tener un dispositivo seguro, proteger nuestra información personal y alertar al resto de usuarios sobre la aplicación.

  1. Desinstalar la aplicación milagrosa y cualquier otra que hayamos instalado en referencia a la anterior.
  2. Notificar a la tienda de aplicaciones (Google Play Store, Apple Store, etc.) sobre la aplicación o aplicaciones en cuestión.

Para notificar a Google sobre una app maliciosa abriremos la aplicación en cuestión en la app Play Store y a continuación nos desplazaremos a la parte inferior y seleccionaremos el enlace “Marcar como inadecuado”, indicaremos el motivo y seleccionamos el botón “Enviar”.

Notificar una aplicación como fraudulenta en Google Play

Para notificar a Apple sobre una app maliciosa accederemos al siguiente enlace, http://www.apple.com/feedback/itunesapp.html. En los comentarios indicaremos la razón de la denuncia, el nombre de la app y su enlace a iTunes.

Notificar aplicación maliciosa en iTunes

  1. Si has facilitado el número de teléfono en algún momento, contacta con tu compañía telefónica y solicita que bloqueen los números de SMS Premium.
  2. En caso de no poder desinstalar la aplicación o que el dispositivo tenga un funcionamiento anómalo procederemos a restaurarlo a los valores de fábrica siguiendo los pasos descritos en el siguiente artículo: ¡Mi móvil está poseído!

Cómo optimizar nuestro dispositivo de verdad

Después de casi todo el artículo hablando sobre las “verdaderas funcionalidades” de estas aplicaciones milagrosas y falsos optimizadores os habréis dado cuenta que la inmensa mayoría, no realiza las funcionalidades prometidas. En la mayoría de las ocasiones estos falsos optimizadores realizan tareas, como por ejemplo, reducir el brillo de la pantalla o cerrar aplicaciones. Además el hecho de ejecutar una aplicación conlleva un gasto de batería y recursos con lo que además de inútil, es contraproducente.

Para optimizar nuestro dispositivo de forma eficiente y sin tener que buscar una de estas aplicaciones, seguiremos los siguientes pasos:

  1. Desinstalar las aplicaciones que no utilicemos, o puede que padezcas DiAppgenes.
  2. Cierra todas las apps que no estés utilizando.
  3. Deshabilitar las conexiones inalámbricas como el Bluetooth, wifi o NFC siempre que no las utilicemos de forma activa.
  4. Reducir el nivel de brillo de la pantalla o utilizar la función de autoajuste que traen muchos dispositivos.
  5. Reiniciar el dispositivo de vez cuando de esta forma se liberará la memoria RAM del dispositivo.
  6. En caso de tener la memoria interna del dispositivo saturada mover todo lo posible a la tarjeta SD o a otro dispositivo de almacenamiento alternativo.

Conclusión

Las aplicaciones milagrosas que nos ofrecen optimizar nuestro móvil, sí que realizan un gran número de tareas pero casi ninguna de las que prometieron a los usuarios. Su objetivo es simple: reportar un beneficio económico a sus desarrolladores y, cuanto mayor sea éste, mejor, independientemente de los métodos utilizados. ¡Qué no te engañen! Usa el sentido común y si tienes dudas, pregúntanos a través de nuestro formulario de contacto.

Par | 2017-04-12T18:08:25+00:00 avril 12th, 2017|Actualidad|0 commentaire

Laisser un commentaire