Brutal Kangaroo y la infección por USB de equipos aislados

Las técnicas de infección de equipos y distribución de malware usando discos USB no es algo nuevo. Se conocía desde antes, pero saltó a los titulares de todo el mundo con la ciberarma Stuxnet, – atribuido popularmente a la NSA – que, en pocas palabras, fue un malware especialmente creado para distribuirse por medio de discos USB hasta llegar a unos equipos muy concretos de una central de enriquecimiento de uranio en Iran.

Figura 1: Brutal Kangaroo y la infección por USB de equipos aislados

Desde entonces, los exploits y los payloads para, desde un disco USB infectar a un equipo y viceversa, desde un equipo infectar a un USB, han ido apareciendo a lo largo del tiempo. Desde payloads para copiar todos los datos que están en un disco USB conectado y llevarlos a la nube, hasta exploits que ejecutan código arbitrario en el servidor por medio de 0days que se han ido descubriendo.
Figura 2: USB Dumping para OS X
Este es un tema que a mí personalmente me gusta mucho, ya que los discos USB pintan en una organización una Hidden Network que puede ser utilizada para filtrar datos o para infectarte equipos mediante un sistema de polinización. Si tienes el mapa de la Hidden Network creada por discos USB en tu organización, probablemente podrás descubrir qué discos son los responsables de las últimas alertas de seguridad en tus sistemas antimalware o por donde te entró un software malicioso en tu organización.
Figura 3: Bug CVE-2017-8484 en ficheros .LNK

Como he dicho antes, desde Stuxnet todo el mundo puso mucha atención a estas técnicas de infección, y los 0days y payloads se han ido desarrollando a lo largo del tiempo. Sobre todo, porque en los equipos denominados Air-Gapped, es decir, totalmente desconectados de cualquier red, hay siempre dos trabajos a realizar. Primero conseguir llegar a él e infectar el equipo para ejecutar código malicioso y llegar a los datos o el sistema de control que protege ese servidor, y segundo, sacar la información o conectarse remotamente con un panel de control remoto.

Brutal Kangaroo de Vault7

Para el segundo trabajo, los estudios han ido apareciendo en los últimos tiempos, y se han utilizado desde sistemas de Radio Frecuencia, hasta la temperatura de máquinas cercanas, para conseguir esa comunicación entre un malware instalado en un servidor Air-Gapped (asilado) y el panel de control del atacante. Sin embargo, parece una canal muy rápido utilizar también el el propio canal USB, y eso es lo que parece que la CIA estaba utilizando.
La herramienta que ha sido publicada por Wikileaks dentro de las filtraciones de Vault7, lleva por nombre Brutal Kangaroo, y es, como se puede ver, un programa que permite implantar en un servidor aislado un software para infectar cualquier disco USB que se conecte al mismo. Brutal Kangaroo no está pensada para infectar al servidor aislado, sino para estar residente en él e infectar todos los discos USB que se conecten. Por supuesto, se podrían instalar las capacidades de este software malicioso también por medio de un disco USB.

Una vez que el servidor aislado es infectado – al que denominan en la documentación “Emotional Simian”, se utilizan varios 0days para Windows que hoy en día están cerrados por Microsoft en todas sus versiones soportadas (nota a esto, versiones soportadas), para infectar los discos USB. La lista de exploits no es muy larga, pero contaba con el 0day de los ficheros .LNK que Microsoft ha vuelto a revisitar hace dos días o con EzCheese que cuenta con soporte para diferentes versiones. En la imagen se puede ver cómo el creador de la instancia puede elegir su target correctamente.
Son más de 150 páginas de documentación, que para los investigadores van a abrir unas cuantas horas de análisis, para entender mejor cómo funcionan las herramientas de ciberespionaje que sacan partido de los 0days y payloads que se van descubriendo.
Saludos Malignos!

FUENTE
Por | 2017-06-23T06:31:05+00:00 junio 23rd, 2017|Hacking|Sin comentarios

Deje su comentario