El 11 de abril finaliza el soporte para Windows vista, actualízate

Imagen decorativa del artículo sobre fin de soporte a usuario de Windows Vista

Después de 10 años en el mercado, Microsoft finalizará el soporte a este sistema operativo, eso implica que los usuarios no recibirán ni actualizaciones de seguridad ni de ningún tipo. Por tanto, quien no lo haya hecho ya, tiene que actualizar el sistema operativo a una nueva versión.

El sistema operativo Windows Vista salió al mercado el 30 de enero de 2007 y aproximadamente 10 años después, el 11 de abril de 2017 finalizará el ciclo de soporte extendido del mismo. Esto implica que por parte de Microsoft no se publicarán más:

  1. Actualizaciones de seguridad
  2. Actualizaciones de funcionalidades
  3. Nuevas funcionalidades
  4. Soporte gratuito o de pago a usuarios del sistema.

Este cambio no sólo afectará al sistema operativo, sino también a los programas y herramientas instalados en el equipo ya que las compañías no van a asumir el riesgo de desarrollar o mantener productos para una plataforma sin soporte, por ejemplo Google ya ha dicho que para usar Gmail de forma completa, necesitará Chrome 54, lo que implica tener instalado al menos un Windows 7.

También podemos encontrarnos problemas con dispositivos hardware, sucede igual que con el software, además de los posibles riesgos de seguridad, también hay que entender que desarrollar los controladores de un dispositivo para un sistema operativo, y mantenerlos actualizados tiene un coste económico, que esas empresas no asumirán, ya que el número de usuarios del mismo descenderá de forma importante.

Después de enumerar los inconvenientes de tener un sistema sin soporte, queda suficientemente claro que debemos actualizar nuestro sistema operativo. Debemos instalar uno que tenga soporte, y ya que tenemos que hacerlo, sería aconsejable hacerlo a uno que tenga un “tiempo de vida” lo más largo posible en cuanto a ciclo de vida. Si decidimos continuar con el sistema operativo de Microsoft la opción más lógica será actualizar nuestro equipo a Windows 10,  por el contrario si nos decantamos por un sistema operativo libre basado en Linux escogeremos una versión que nos garantice el mayor tiempo de soporte posible como podría ser alguna versión como los LTS en Ubuntu. LTS son las siglas de Long Term Support, que viene a significar Soporte a Largo Plazo.

Eso sí, antes de abordar la actualización debemos tener en cuenta algunos detalles:

  1. ¿El equipo cumple con los requisitos mínimos para ejecutar el nuevo sistema? Microsoft tiene una página donde podemos comprobarlo. En Linux, dependiendo de la distribución varían los requisitos, existen distribuciones que funcionan con hardware menos potente.
  2. Mis componentes hardware, ¿tendrán soporte para ese sistema? Tanto los componentes internos: tarjeta gráfica, de red, de sonido, webcam, etc. como para periféricos como: webcam, impresora, scanner, etc. es necesario que existan controladores (drivers) para ese nuevo sistema.
  3. Mis programas. Será necesario que el nuevo sistema operativo pueda ejecutarlos, en caso no ser posible, habrá que buscar alternativas válidas.
  4. Integración con otros sistemas que estén funcionando. Hay que tener en cuenta que si no estamos con un equipo aislado, la opción que seleccionemos nos permita “trabajar en equipo”.

En caso de necesitar actualizar nuestro equipo por falta de potencia para ejecutar el nuevo sistema, tenemos que valorar la cantidad de dinero que necesitamos invertir en hardware, así como el coste de la licencia del nuevo sistema, ya que existen equipos en el mercado con un precio, licencia del sistema operativo incluida, lo suficientemente bajos como para tenerlos en cuenta.

Por otro lado, existen programas que ayudan a “portar” los datos a otros sistemas operativos, no obstante es necesario hacer una copia de seguridad completa antes de comenzar la actualización, ya que en caso de fallo, nuestros datos no pueden perderse bajo ningún concepto.

Conclusión

Windows Vista ha llegado al final de su vida útil, es necesario actualizar a otro sistema operativo. Existen varias alternativas y después de valorar todas las implicaciones se debe seleccionar la que mejor se adapte a las necesidades particulares de cada uno y hacer la actualización lo antes posible, para estar lo más protegido posible.

El próximo 11 de abril se termina el plazo de Windows Vista, pero no hay que perder el horizonte de Enero de 2020, esa fecha será el final de soporte para Windows 7, y aunque suene lejana, comenzar a preparar la siguiente migración es importante, ya que en el camino posiblemente tengamos que comprar hardware, software, contratar servicios, etc. se debería hacer “mirando hacia el futuro”.

¿Te ha resultado útil el artículo? ¿Tienes algún tema que proponer? Anímate y déjanos un comentario con tus sugerencias e ideas.

 

Par | 2017-04-12T18:02:28+00:00 avril 12th, 2017|Actualidad|0 commentaire

Laisser un commentaire