Pedaladas para pensar en tecnología

Noventa y siete, noventa y ocho, noventa y nueve y cien. Sí, parece que la rueda delantera está ya bien inflada. Guardo la bomba de aire. Me pongo el casco, me subo a la bici y ajusto las calas. Sonrío. Me he dado cuenta de que llevo los calcetines que me regaló Amador. Otro loco de la bici. Pedales, pedales, pedales. Hay que calentar rápido las piernas. Son las siete de la mañana, pero el camino que me lleva a la Casa de Campo ya me lo sé de memoria. No necesito mucha luz para hacerlo. Ya soy casi guía oficial de esta ruta de veintisiete kilómetros que hago una y otra vez. La enseño. La hago casi a ciegas. Solo esa ruta. Solo mi ruta. No ninguna otra que pase cerca.
Pedaladas para pensar en tecnología - 2017 - 2018
Figura 1: Pedaladas para pensar en tecnología

Ir en automático con las pedaladas, sin casi pensar en qué movimientos tengo que hacer, me libera la mente. La música suena de fondo. Dicen algo de escribir tu nombre en el cielo. También la he escuchado cientos de veces. Mi cerebro se sabe cada palabra de la canción. La ruta es conocida. Los sonidos son conocidos. Mi cerebro se centra en sus cosas. En pensar. En planear nuevas ideas.
Estos son momentos que disfruto. Da pedales. Donde anulo mis sentidos. Donde acallo el mundo para intuir el jadeo de la respiración. Pedales. Para sentir el cansancio físico y el viento en la cara. Pero sin perturbar a mis pensamientos. Respira profundamente. Ellos juegan con la tecnología. Es el momento de repasar todas las ideas e intuiciones. De pensar con las cosas pendientes aún sin forma. Con las próximas cosas que hay que probar. Pedales. Con las nuevas entradas que deben acabar en el Trello para revisarlas con mis compañeros.
Pedaladas para pensar en tecnología - 2017 - 2018
Figura 2: Algunos paneles de Trello en los que participo en Telefónica
De una de esas cabalgadas a lomos de la bici salió el Codename: Path 6, ahora rebautizado y convertido en mASAPP. Víctor lo está dejando precioso. Como ya hizo con Vamps y Faast. Pedales. De una de esas cabalgadas salió el WordPress in Paranoid Mode. Bebe agua del bidón, pero cuidado con no caerte que aún no sabes ir sin manos en la bici. De una de esas cabalgadas salió el guión de mis capítulos del libro de Hacking Web Technologies. Y muchas y muchas ideas que fallaron, que no llegaron a buen puerto. Además de decenas de artículos de este blog. Cambio de marcha, que viene bajada.
Pedaladas para pensar en tecnología - 2017 - 2018
Figura 3: Primer boceto de Path6 hecho tras una ruta en bici
Quedan ya solo doce kilómetros. Ha pasado más de la mitad del recorrido. Ya todo es cuesta arriba. Doce kilómetros de ascenso. No es muy inclinado, apenas unos centenares de metros, pero la pendiente es constante en la misma dirección. Pica hacia arriba. Pedales. Ha dado la vuelta la lista de canciones, ya ha pasado una hora más o menos desde que salí, y casi he llegado al Born To Be My Baby. Pedales. Yo siempre quise ser como Bon Jovi. Sonrío y se me escapa un bufido del esfuerzo. Vamos. Céntrate en la tecnología.
Pienso una vez más en los sistemas de autenticación Rubber Hose y en el experimento que estoy haciendo con mis compañeros de BigData y Seguridad. ¿Funcionará? ¿Podré identificar a un usuario por la biometría de esa idea loca que tuve? ¿Podrán construir ese extraño cryptex con una impresora en 3D? ¿Podrán meter todos los sensores? ¿Funcionarán los algoritmos de Machine Learning para generar el patrón biométrico de cómo se resuelve este cryptex? Creo que vamos a tener que usar Deep Learning sí o sí. Yo me fío de Alvaro y Jorge. Son muy buenos. Pedales. Pedales. Sus proyectos de este año del Equinox molaron taco. Creo que son los ideales para este trabajo. Pedales. Baja de marcha que pesan los metros.
Ya llega el final de la ruta dentro de la Casa de Campo. Salta con cuidado por la puerta que es muy estrecha. Cuidado. Llegan más ciclistas. No te despistes Chema, que este verano te pudiste matar cuando te clavaste el manillar en la tripa en aquella caída. Qué desastre, si es que no puedes salir con El abuelo por ahí, que siempre te pasa algo. Ya te lo han dicho muchas veces. Acabar teniendo que ir a hacerte una ecografría en el abdomen te dio para muchos chistes, pero mejor no tentar a la suerte. Pedales.
Mismos ciclistas a mismas horas, diría yo. Debería pensar en hacer un caso de uso con Aura, para que pudiera conocer a otros ciclistas a los que les guste lo mismo que yo. Para quedar. Por ejemplo para ir a hacer skate. Por cierto… ¿cómo irá el tema de los sensores para la prueba IoT que vamos a hacer con mi tabla? ¿Habrán llegado? ¿Podremos sensorizar el monopatín para recoger todos los datos que queremos? Después de lo que hicimos con el Movistar Team, seguro que mis compañeros de LUCA hacen cosas peculiares con los datos de mis paseos con el skate.
Figura 4: LUCA & Movistar Team
Solo quedan dos kilómetros para que se acabe la ruta. Hay que repasar las ideas. ¿Qué tengo que meter en el Trello? A ver, hay que mirar lo de la patente nueva de la WiFi, que no se me pase. Hay que conseguir que Pablo haga la PoC y probarlo esta semana. Hay que llamar a Sergio, para que me diga si pudo probar la idea de WiFi Fencing que le conté, que yo sigo pensando que es molona y aún no me ha dicho nada. Pedalada. Pedalada. Pedalada. Tengo que preguntar si han hecho la Due Dilligence de la empresa esa que me gustaba. Tenemos que conseguir integrar esa solución con Shadow. Pedalada. Cambio de marcha, que no me da la vida para más. Bebe agua. El bidón está casi acabado.
¿Qué tengo hoy en la agenda? ¿Qué me habrá metido el jefe? ¿Qué me habrá metido Paloma? A ver si no tengo muchas charlas esta semana. Pedalada. Olvida las reuniones. Céntrate en las cosas molonas que tienen que ver con la tecnología. Que luego empieza el día y se pasa volando. Pedalada. Ya queda menos para llegar. ¿Cuántos 0days se habrán reportado esta semana desde Faast?
Los coches están atascados en la carretera. Una bicicleta que vaya por ella podría confundir a los algoritmos de predicción de rutas en las aplicaciones de rutas GPS. Podría ir más rápido que los coche. Seguro. Seguro que los ingenieros detectan, cuando les llegan datos desde los dispositivos móviles, qué datos llegan de personas en bicicleta o en moto. Hay que tener en cuenta que en los atascos tienen un comportamiento diferente que puede confundir al algoritmo planificador de rutas. Pedalada. Podrían estar los coches parados, y las motos circulando entre medias darían mejores resultados. Seguro que lo tienen resuelto con algoritmos de reconocimiento de vehículo. Pedalada.
Se acabó. Una hora y media. Como tardo habitualmente cuando salgo solo. Qué poco varío en esta ruta. Ducha, y a la oficina. El post ya lo dejé publicado anoche. Ahora tocan las reuniones. A ver qué publico mañana. Me quito el casco. Me voy a quitar los cascos de música, pero ha vuelto la misma canción. Aguanto el estribillo, que me gusta “I can put it back together“. Sonrío con nostalgia. Apago la música. Comienza otro día.
Saludos Malignos!
Por | 2017-06-05T04:53:23+00:00 junio 5th, 2017|Hacking|Sin comentarios

Deje su comentario