Te contamos las tendencias actuales de los correos electrónicos maliciosos

El correo electrónico además de una herramienta para el intercambio de mensajes y ficheros, sigue siendo una de las principales vías de infección por virus y malware, así como el elemento en la que se establece un primer contacto para intentar perpetrar multitud de fraudes. Desde la OSI vamos a informarte de las principales tendencias de correos maliciosos para que estés prevenido frente a este tipo de riesgo.

Diariamente se envían más de 200.000 millones de mensajes de correo electrónico. De todos ellos, una parte son comunicaciones legítimas, pero hay otra parte muy importante destinada a fines maliciosos. Desde los Servicios de Detección de la OSI os podemos decir que diariamente identificamos miles de correos que podrían tratarse de alguna amenaza y que podemos clasificar en distintos grupos en función de sus objetivos:

Phishing

Se trata de correos electrónicos que suplantan a una empresa, entidad o servicio con el objetivo de robar las credenciales del usuario. Dentro de este tipo de correos, en primer lugar y como principal amenaza, encontramos a los que suplantan a Bancos y medios de pago online, como PayPal, cuyo objetivo principal es robar dinero y/o los datos bancarios (credenciales, información personal, etc.).

Correo Phishing a la Caixa

Correo Phishing a PayPal

También encontramos correos que suplantan a compañías que ofrecen servicio de correo electrónico, como Microsoft o Google.

Correo de Phishing a Google

En estos últimos casos, el objetivo principal es robar las credenciales del servicio para obtener datos personales del usuario pero además, saber qué otros servicios usa el usuario afectado. Además, con esta acción el ciberdelincuente tiene bajo su control la cuenta de correo con la que probablemente pueda recuperar la contraseña de multitud de servicios: Instagram, Dropbox, Netflix, Spotify, etc.

Fraudes económicos

Son correos que persiguen únicamente obtener dinero de la víctima a través del engaño. Para ello, utilizan la ya conocida ingeniería social para “camelar” a sus víctimas, ganar su confianza y obtener rédito a través de envíos económicos. Podemos encontrarnos con varias historias entre las que destacamos las siguientes:

Viuda nigeriana, militar estadounidense. Alguien nos dice que dispone de mucho dinero pero que necesita nuestra ayuda para sacar el dinero del país en el que está retenido. Nos pedirán dinero para gastos de gestión, abogados, etc.

Correo fraude económico herencia

Persona enferma terminal. En este caso el mensaje del email detalla que nos han escogido porque tienen la intención de donar su fortuna para destinarla a fines sociales. Como en el anterior caso, nos piden dinero para gastos de gestión, abogados, etc.

Correo fraude económico persona enferma

Premio de lotería europea, Euromillones, lotería de Bill Gates u otro tipo de premios. El correo informa de que hemos sido agraciados con un premio de lotería. Para cobrarlo debemos pagar los gastos de gestión, impuestos, abogados, etc. con dinero que debemos adelantar.

Correo fraude económico Premio loteria

Préstamos a un interés muy bajo. Mediante un correo electrónico nos ofrecen un crédito a un interés muy bajo (actualmente en torno al 3%), no nos pedirán avales, y cuando nos informan de que nos lo han concedido, antes de obtener el dinero fruto del hipotético préstamos, nos solicitarán que paguemos los gastos de gestión, de notario, de seguro, incluso el de cancelación de la operación si nos echásemos atrás.

Correo fraude económico préstamos

Oferta laboral en el extranjero, en la que tras informarnos de que hemos resultado elegidos para el puesto, tenemos que adelantar dinero para gastos de gestión.

Correo fraude económico trabajo en el extranjero

Mulero

En estas notificaciones nos ofrecen un empleo muy bien remunerado sin necesidad de contar con ningún tipo de experiencia. Este tipo de “trabajo” consiste en recibir dinero en nuestra cuenta corriente y reenviarlo por medio de plataformas de envío de dinero sin posibilidad de seguimiento como son Western Union, UKash, etc. Los destinatarios son los ciberdelincuentes, y su único objetivo es blanquear el dinero robado previamente. Hay que destacar que la persona que hace de mulero está cometiendo un delito que tiene pena de prisión.

Correo trabajo fraudulento, realmente es un mulero

Infección de malware

Correos con archivos adjuntos maliciosos. En estos correos llegan con un fichero adjunto, un programa que de abrirse y ejecutarse descargará el malware/virus e infectará el dispositivo. Generalmente los adjuntos son ficheros comprimidos .zip o .rar, aunque no siempre tienen por qué serlo, en ocasiones llegan en forma de documentos familiares para los usuarios: Word, Excel, PDF, etc. Un ejemplo:

Correo malicioso con un adjunto malicioso

Correos con enlaces que intentan que te descargues un documento de un sitio de Internet, generalmente servicios de almacenamiento en la nube tipo DropBox, Drive, OneDrive, etc. Para ello, los ciberdelincuentes usan como gancho una supuesta factura o archivo de interés para el destinatario, que en realidad puede ser una hoja de cálculo u otro tipo de documento con una macro (pequeño programa que puede realizar diferentes acciones de forma automática) que a su vez descargará el malware.

Correo malicioso con enlace de descarga de malware

Correos con archivos adjuntos maliciosos y además con un enlace de descarga a otro malware.

Correo malicioso con adjunto y enlace para descargar malware

Conclusión

Como veis, existen multitud de fraudes que nos pueden llegar a través del correo, por ello y aunque en la actualidad los servicios más importantes como Gmail, Outlook, Yahoo, etc. están poniendo barreras a este tipo de amenazas, siempre hemos de mantenernos alerta para evitar ser una víctima más.

En caso de haber sido víctima de un fraude, recopila toda la información que te sea posible: correos, capturas de conversaciones mediante mensajería electrónica, documentación enviada, etc. y presenta una Denuncia ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Si quieres conocer más detalles, visita nuestra sección Reporte de Fraude o contacta con nosotros para saber cómo actuar.

Recuerda, los correos electrónicos son una herramienta muy útil, pero no están exentos de riesgos. Hemos de tener en cuenta ciertos aspectos que nos han de “disparar las alarmas”, y ante la menor duda sobre su legitimidad, consultaremos al remitente, si no hay contestación los eliminamos directamente.

Par | 2017-04-12T17:41:54+00:00 avril 12th, 2017|Actualidad|0 commentaire

Laisser un commentaire